Cómo Entrenar Con Kettlebells

Las kettlebells son un tipo de pesa con forma de cencerro, permitiendo ejercitarnos de forma rápida, sencilla y muy completa. Son tan interesantes que se están convirtiendo en el ejercicio predilecto en los gimnasios.

Una ventaja de este tipo de entrenamiento es que no hará falta hacer tanta flexibilidad en las muñecas ni en los hombros, además de que no se forzará tanto la espalda. Podemos hacer los diferentes movimientos sin tener que parar entre uno y otro. El objetivo final de un entrenamiento con kettlebells es acelerar el metabolismo, incentivar el consumo de calorías y tonificar los músculos durante todo el proceso.

Te ofrecemos algunos consejos clave para que sepas cómo entrenar con kettlebells.

kettlebells

Tips para el entrenamiento con kettlebells

Seguridad: Hay que levantar la kettlebell teniendo mucho cuidado, para poder evitar cualquier tipo de lesión. Los ejercicios los deberías llevar a cabo delante de un espejo. En el momento en el que quieras hacer un levantamiento por encima de la cabeza, deberías de asegurarte de que los codos estén cerca del cuerpo.

Pies: Los pies también deben de estar correctamente colocados; el peso se debe de concentrar en los talones del pie, en la gran mayoría de los ejercicios. El objetivo de esto será activar los músculos de los glúteos y de los ligamentos de la corva. Con el paso del tiempo, esta acción logrará incrementar tu fuerza y la potencia, además de servirte para incentivar el desarrollo de los músculos.

Agarre: Ten mucho cuidado con la forma en la que coges el kettlebell; si tienes la muñeca doblada o ligeramente doblada, te puedes llegar a hacer mucho daño. La idea es que la muñeca siempre se mantenga recta y que te asegures de ello antes de realizar cualquier tipo de movimiento. Esto lo podremos visualizar de forma sencilla si siempre entrenas teniendo un espejo delante.

Ejercicio de prueba -> Swing con Kettlebells: Empieza con este ejercicio. Agarra una kettlebell con las 2 manos y mantén las piernas ligeramente flexionadas. Con la cadera hacia atrás y la espalda manteniéndose inclinada hacia adelante. Dejamos que cuelgue la kettlebell por delante, la balanceamos entre las piernas por detrás de las caderas y nos incorporamos, impulsándola hacia arriba, hasta llegar a la altura de los ojos. Mientras extendemos las caderas y volvemos a la posición inicial.

Claves para poder ejercitarte con kettlebells.




Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *